Espero que mis colegas Ingenieros Industriales (ININ) no se molesten con el título de este post. Confieso que a mí me resultó incomodó escribirlo. Sin embargo, la realidad es que como ININ yo recibo más felicitaciones en la semana de los Asistentes Administrativos que en la semana de los Ingenieros (aún como profesor de ININ). Los que me conocen bien saben que mi filosofía de vida dice que uno debe entender por qué las cosas nos incomodan para cambiar la actitud hacia ello. Como consecuencia, este post busca reflexionar sobre el tema.

Para que las cosas queden claras, comenzaré con entender las implicaciones del comentario aunque corra el riesgo de establecer lo obvio. Hoy en día casi todos los profesionales han tenido que incorporar trabajos secretariales a sus labores cotidianas. Se puede decir que los trabajos que son puramente secretariales ya no existen. En vez, los profesionales que fungían como secretarios se han tenido que adaptar (incluyendo su título) a ser asistentes administrativos. Los asistentes administrativos son parte importante de una empresa, típicamente directamente relacionados a la calidad del servicio. Sin embargo, las felicitaciones que recibimos los ININ siguen siendo como secretarios. Dicho comentario pretende ser despectivo.

Se me ocurren cuatro razones por las cuales, particularmente otros ingenieros, insisten en menospreciar la ININ:

  1. Porque piensan que los ININ siempre están metidos en una oficina;
  2. Porque no entienden lo que hace un ININ;
  3. Porque piensan que ININ es fácil;
  4. Porque entienden que ININ no debería ser una ingeniería.

Los invito a reflexionar en estas impresiones que son comunes entre nuestros colegas ingenieros. ¿Somos los mismos ININ culpables por proyectar o permitir estos constructos? ¿Qué podemos y debemos hacer para resaltar la imagen de los ININ?

Es cierto que los ININ típicamente tenemos un reguero en nuestros escritorios debido (en gran parte) a nuestra habilidad de hacer “multi-tasking”. Estamos trabajando en más cosas a la vez de lo que hacen otros ingenieros. Sin embargo, no estoy de acuerdo con que ININ es (ni debe ser) un trabajo de oficina. Yo siempre le digo a mis estudiantes que un ININ que no sale de su oficina no puede ver las oportunidades de mejorar que existen en los procesos. Un verdadero ININ debe siempre tener las mangas enrolladas y ser un preguntón. Los ININ deben practicar el principio de Gosee, o sea GO SEE.

El segundo punto es uno muy sensitivos para los ININ. ¿Alguien me puede decir qué es ININ? Claro, podemos definir ININ con casi cualquier permutación de las palabras ingeniería, diseño, sistema, eficiencia (que realmente debe ser eficacia), calidad, mejoramiento continuo, implementación, personas. Sin embargo, las definiciones de ININ son realmente abstractas y difícil de asociar para los no-ingenieros. Por otro lado, la definición es demasiado de fácil de asociar a situaciones cotidianas. La realidad es que hay dos problemas entrelazados: (1) los ININ típicamente no están haciendo trabajo de ININ; (2) los no-ININ piensan que están haciendo trabajo de ININ.

Vamos a digerir este pensamiento un poco. El ININ hoy en día pasa sus días apagando fuegos. O sea, que no están pensando estratégicamente (ni diseñando). Cuando apagas fuegos diariamente es muy difícil pensar en la teoría (digo, eso que estuviste 5 años aprendiendo para convertirte en ININ) como para aplicarlo. Por tanto, los ININ que apagan fuegos típicamente no le hacen honor a la ININ. Y desafortunadamente, estos son la mayoría de los ININ. Claro, ahora viene un no-ININ a apagar fuegos y piensa que está haciendo trabajo de ININ. No me extraña que tengamos mala reputación como “blanditos” en la parte de ingeniería, si no la usamos.

Una analogía a lo que está pasando es que un ININ decida diseñar un circuito eléctrico para un nuevo producto. En vez de sentarse a diseñar el circuito, el ININ opta por la técnica del Dr. House (i.e. trial-and-error). Por tanto, cada vez buscamos combinaciones diferentes. Cuando se quema el circuito simplemente cambiamos los componentes y decimos que hemos mejorado el diseño. Luego, decimos que Ingeniería Eléctrica es bien sencilla y que cualquiera lo puede hacer, ni siquiera debe ser una ingeniería. La diferencia es que cuando esto se hace en el ambiente donde trabajamos los ININ en vez de componentes electrónicos quemados, varias explosiones y posiblemente fuegos, tenemos operadores y productos afectados. Además, las fianzas de la compañía se afectan innecesariamente. No me digan que ININ es fácil si no están haciendo ININ. Les advierto a los no-ININ que ININ no es nada fácil. Nuestra ingeniería está basada en los pilares de Probabilidades, Estadísticas y Optimización. No utilizamos ecuaciones diferenciales ni transformadas complejas (aunque sí las usamos, pero no a nivel sub-graduado), pero el nivel de abstracción necesario es muy superior al de otras ingenierías que se basan en “tablitas” para todo. La Estadística es una matemática como ninguna; donde las operaciones matemáticas son intensas y la intuición nos lleva a errar consistentemente.

Por último, mi razón favorita: “ININ no debe ser una ingeniería”. Interesante pensamiento. ¿Qué hace a ININ una ingeniería? La respuesta está en que nuestra profesión se encarga de DISEÑAR. Claro, diseñamos procesos. Desafortunadamente, el énfasis de como enseñamos ININ pierde el enfoque de diseño. Es más, la definición de ININ en WIkipedia ni siquiera menciona la palabra diseño. ¡Claro está, para diseñar no puedes estar apagando fuegos!

En varias ocasiones los estudiantes de ININ me preguntan cómo defenderse de los comentarios inapropiados hacia ININ. Bueno, les doy unas cuantas respuestas para que se defiendan:

  1. “¡Si yo fuera tú, no le hablaría así a quien será tu jefe!”
  2. “Por tus people skills se sabe que no eres ININ; mejor sigue hablándole a (escoja uno: la corriente invisible (INEL); a la novia virtual (ICOM); a tu diseño en la guagua enfangada (INCI); a tu máquina solitaria (INME); a los átomos (INQU))” Claro, esto los bajaría a su nivel, pero hay veces que perdemos la paciencia.
  3. “Si tu supieras lo que es ININ estuvieras estudiándolo.”
  4. “Hay otras formas de sacar la frustración de que tan pocas mujeres estén interesadas en lo que haces.”
  5. “Y dime, ¿cuántos trabajos de lo que tú haces hay en PR? Es increíble que te gradúes de algo y no lo vuelvas a usar en tu vida.

Propongo que comencemos por cambiar nuestra actitud hacia la ININ. Los invito a comentar (botón está a la izquierda) y a que le den “follow” al blog para que reciban los posts por email (1 vez en semana). Casi olvidaba, ¡felicidades adelantadas a todos los ININ en la semana de los Ingenieros!