Según el concepto de sostenibilidad se va haciendo más relevante para la sociedad, las empresas se ven obligadas a decidir cómo incorporar este concepto en sus negocios. En la última década el tema de sostenibilidad ha ido tomando más importancia para las empresas al nivel que muchos expertos han previsto que las empresas incluirán sostenibilidad entre sus métricas de desempeño (“performance metrics”). En este post explico el concepto de sostenibilidad y lo analizo desde la perspectiva de las empresas. Les advierto que mi perspectiva en este asunto es algo controversial.

La definición más común de sostenibilidad fue propuesta por el Brundtland Commission en 1987. El reporte define sostenibilidad como la habilidad de atender las necesidades del presente sin comprometer la habilidad de generaciones futuras para atender sus necesidades. Típicamente sostenibilidad considera tres pilares: ambiental, económico y social. En inglés esta tupla es típicamente conocida como el “triple thread” de sostenibilidad. La figura abajo muestra un diagrama de Venn resaltando la relación entre los tres pilares donde la verdadera sostenibilidad es el área común entre los tres pilares (i.e., el área pequeña que está contenida en los tres círculos). La teoría dice que para una empresa continuar existiendo necesita hacer dinero, desarrollar el capital humano (que provee y utiliza el producto o servicio) y proteger el ambiente (para obtener materia prima y calidad de vida). No hay duda que a largo plazo todas las empresas necesitan ser sostenibles. Evidentemente, una empresa que ignore los tres pilares no duraría mucho. La mayoría de las empresas optan por enfocarse sólo en un pilar, ignorando los otros dos. Las empresas que se enfocan el en pilar económico son las extremistas-capitalistas. Estas empresas sólo buscan hacer dinero y típicamente tienen una visión maquiavélica. Otras empresas se enfocan en lo social buscando proveer un servicio a la sociedad. A estas empresas no les interesa hacer dinero; típicamente son fundaciones o empresas sin fines de lucro. Finalmente, otras empresas se limitan a atender el pilar ambiental. El concepto de sustentabilidad está asociado a este pilar. Estas empresas sólo interesan proteger el planeta y sus recursos naturales. Típicamente, estas empresas son asociadas con oponerse al desarrollo y cuidar a Madre Tierra; son los conocidos como abraza arboles (“tree huggers”).

Image

Figura 1: Diagrama de Venn Sostenibilidad

Definitivamente, la métrica de desempeño más importante en el mundo empresarial está relacionada al pilar económico (i.e., ese es su objetivo principal o “bottomline”). El aspecto ambiental y social simplemente son restricciones (típicamente a través de regulaciones) para poder hacer dinero. O sea, las empresas buscan maximizar su ganancia, sujeto a cumplir con las leyes ambientales y laborales. Estoy de acuerdo con que las empresas pueden autoimponerse restricciones más agresivas a las establecidas por leyes y regulaciones, pero los pilares ambientales y sociales siempre serán restricciones de un problema unidimensional de maximizar la ganancia. Los pilares ambiental y social son simplemente un medio para su fin – hacer dinero. ¿Y si conspiramos para no comprar productos de empresas que no demuestren sostenibilidad? Bueno, pues esto lo único que estaríamos logrando (de acuerdo con mi hipótesis) es forzar unas restricciones más agresivas; pero seguirán siendo restricciones. Son los gobiernos (a través de regulaciones) los que a largo plazo obligan a las compañías a ser sostenibles para que a su vez la economía del país sea sostenible.

Mucha gente no se percata que existe un costo alto asociado a que las empresas no sean sostenibles. Este costo lo pagamos todos como sociedad. Por ejemplo, una empresa decide no utilizar material reciclable en su empaque para ahorrar dinero. Ese empaque termina en la basura, contaminando el ambiente. Esta contaminación es un costo (en términos de calidad de vida) que estamos pagando como sociedad para que esa empresa pueda ahorrar dinero. El problema es que este costo no aparece en los libros de contabilidad ni tiene efectos económicos. Similarmente, ¿quién paga el costo haber perforado la tierra para sacar petróleo? Las empresas pagan por el equipo y mano de obra para hacer la perforación, pero ¿y el daño que le hicieron a los ecosistemas quién lo paga? ¿Dónde se contabiliza? ¿Y el costo de abusar de los empleados que viven regando su mal humor cuando salen del trabajo, pierden valioso tiempo de interactuar con su familia (que falta nos hace) o no ganan suficiente dinero para tener calidad de vida? ¿Vale la pena hacer este sacrificio como sociedad para que las empresas puedan hacer más dinero para los que ya son ricos? Hasta que el gobierno no obligue a incluir estos costos (de no-sostenibilidad) en los análisis económicos, sostenibilidad no será una métrica de desempeño estándar. Claro, dado el título del post, saben que no estoy muy optimista. Increíblemente, aún se preguntan los ingenieros industriales cómo podemos cambiar el mundo…