Una de las preguntas más frecuentes que me hacen los estudiantes es si deben hacer un COOP. El COOP (acrónimo proveniente de educación COOPerativa entre la academia e industria) es un curso que te provee una experiencia profesional a tiempo completo fuera de la universidad por un período predeterminado. Algunos de los beneficios principales de hacer un COOP incluyen: (1) adquisición de experiencia profesional y madurez, (2) permite entender cómo lo que estudias se utiliza en la práctica y si realmente le gusta, (3) ganas dinero, (4) te das a conocer en una empresa que potencialmente te puede reclutar cuando te gradúes y (5) en nuestra universidad te da prioridad en la matrícula por el resto de tu carrera. Por otro lado, las desventajas principales de hacer un COOP son: (1) que probablemente tardes más en graduarte que si no hicieras el COOP, (2) al interrumpir la vida académica cuesta trabajo volver al ritmo de la academia (i.e., estarás perdido) y (3) te desfasas con tu grupo de amistades y posiblemente te sientas fuera de grupo. En este post presento un flujograma que te puede ayudar a decidir si debes hacer un COOP y proveo recomendaciones que lo ayuden a tomar la decisión. Este post también sirve para que los profesionales que hayan hecho COOPs compartan sus experiencias y provean recomendaciones.

En general, los COOPs son una excelente oportunidad de desarrollo profesional. Como profesor es fácil reconocer los estudiantes que han hecho COOP por las preguntas que hacen en clase. Típicamente, su experiencia en la industria les ayuda a entender en contexto en el cual se aplica la teoría discutida en clase. A pesar de ser una excelente oportunidad, la pregunta sigue siendo si vale la pena “interrumpir” los estudios para probar la vida como empleado o como dicen los estudiantes “la vida real”. Desafortunadamente, la respuesta a esta pregunta es un tanto complicada. El flujograma que presento a continuación resume mi recomendación de cuándo hacer un COOP.

FlujogramaCOOP

Al final del día, el objetivo de todo estudiante es conseguir un buen trabajo. Para conseguir un buen trabajo usted tiene que demostrar su calibre de alguna forma para convencer a su empleador. Un candidato ideal para una posición de ingeniero debe haber demostrado durante su carrera: (1) conocimiento, disciplina, responsabilidad y compromiso (por ejemplo con un GPA alto), (2) liderato y habilidad para trabajar en equipo (e.g., miembro activo de la directiva de asociaciones profesionales), (3) creatividad y capacidad de adaptarse (e.g., con experiencias de investigación) y (4) experiencia y madurez (e.g., con internados de verano y COOP). ¡Note cuántas cosas usted demuestra simultáneamente si usted obtiene un promedio alto! Si usted tiene un promedio universitario (GPA) excepcional y puede demostrar alguna de las características del candidato ideal entonces debe poder conseguir trabajo sin problema como un “talento a desarrollar”; ¿para qué va a hacer un COOP? Mejor termine rápido y comience a ganar dinero como profesional. Si su GPA es bajo el COOP lo ayudará a convencer esos empleadores presentándose como un candidato con experiencia y madurez que va a llegar a crear impacto rápido. Si su GPA no es particularmente alto ni bajo, entonces tiene que decidir cómo se mercadeará para conseguir un trabajo.

Las empresas que contratan estudiantes COOP obtienen labor relativamente barata (un salario relativamente bajo y con pocos o ningún beneficio), ojos frescos con una base teórica que pueden amoldar y brindan cierta diversidad, conocer y probar estudiantes para ver si los desean contratar cuando terminen y mantener una relación con la universidad que les ayuda a identificar y atraer talentos. Sin decorarlo diré que la razón principal que tienen las empresas para tener COOPs es que económicamente es atractivo. Por tanto, las empresas quisieran que los COOPs se queden la mayor cantidad de tiempo posible. Mi recomendación es hacer un COOP de un semestre y un verano. Me parece que un año de COOP es demasiado tiempo, aunque si el flujograma te dirige a hacer un COOP y es la única oferta que tienes no dudaría en tomarlo.

Dado que las empresas obtienen un beneficio por tener COOPs, no tengas miedo de negociar con ellos antes de aceptar una oferta. En adición, antes de aceptar un COOP asegúrate que sopesas los ingresos con los costos asociados a la experiencia. Algunos de los costos de hacer un COOP incluyen: hospedaje (tanto el nuevo al mudarte, como el que dejas vacío en la universidad), utilidades y servicios (que antes posiblemente eran compartidas), transportación (auto, gasolina y mantenimiento), ropa de trabajo y comida. También debes considerar que el COOP puede afectar (o mejorar) las relaciones familiares, con tus amistades y pareja.

Antes de firmar esa oferta de COOP asegúrate que te sientes cómodo(a) de que puedes aportar a la compañía con el conocimiento que tienes (por eso prefiero que el COOP ocurra luego de tener una base) o que la compañía está bien consciente de tu nivel de conocimiento y que asignará un jefe y mentor que te guíe y te ayudará a adquirir las destrezas que te falten para poder realizar el trabajo. Si tienes dudas sobre cuánto puedes aportar con lo que sabes (que puede rayar en un conflicto ético) recomiendo que hables con los profesores que dictan el curso de COOP para que te ayuden a tomar una decisión informada. Hago hincapié que tener una oferta para hacer un COOP no es razón para ignorar la recomendación del 40%. ¿Si te hicieron la oferta sin tener el 40% de los cursos de especialidad aprobados, no crees que te harán una oferta mejor cuando tengas más cursos aprobado?

Invito a los lectores con experiencia de COOP a que dejen comentarios con recomendaciones para los lectores. ¿Qué hizo el COOP por tí? ¿Lo recomiendas? ¿Cómo fue la trancisión al comenzar y al regresar a la universidad? Sería apropiado que mencionen lo bueno y lo malo – sus aciertos y errores. ¡Es nuestra oportunidad para ser los mentores que nunca tuvimos!

Aquí el flujograma en pdf

COOP en UPRM

FAQs del COOP (Inglés)