Este es el primero de una trilogía de posts describiendo lo que preveo será la evolución natural de la economía, la manufactura y la logística, respectivamente. En este post presentaré cómo espero que nuestra economía actual se transforme en una de chiveros (Gig Economy), seguido por una del compartir (Sharing Economy), luego circular (Circular Economy) y finalmente creativa (Creative Economy).

Economía del Chivero: La primera evolución de nuestra economía la llamaré la Economía del Chivero, también conocida como la Economía del Guiso. En la economía del chivero los individuos proveemos productos y servicios mediante internet a otras personas utilizando los recursos que actualmente tenemos a nuestro alcance. Para mí todo comenzó en 1995 cuando eBay nos permitió vender nuestras pertenencias por internet. Lo innovador es que eBay no vende nada, ellos sólo conectan a los compradores con los vendedores. Este modelo donde un software conecta la oferta y la demanda es la base de la economía del chivero. Gracias al internet hoy existe Uber (uso mi auto personal para transportar personas), Airbnb (alquilo un cuarto en mi casa), EatWith (cocino en mi casa y vendo comida), DogVacay (cuido mascotas), Rent the Runway (alquilo mi ropa), Streetbank (alquilo mis cosas a los vecinos), Yerdle (intercambio mis cosas en vez de venderlas), Zigair (como Uber pero con aviones), GetMyBoat (alquilo mi bote), Gofundme (pido dinero para alguna causa), ScienceExchange (alquilo los servicios de mi laboratorio de investigación), entre otros.

Se puede argumentar que la economía del chivero ya comenzó porque existe la infraestructura. Sin embargo, su desarrollo ha sido algo limitado en lo que ajustan las leyes para acomodar la realidad de que en la economía del chivero los servicios no los brinda una compañía sino que los brindan un montón de chiveros. Uber ha sido el líder estableciendo la base legal para la economía del chivero. Ellos tienen como bandera el argumento que no son una compañía de taxis, son una compañía de programación. Ellos no venden transportación, ellos facilitan que una persona con una necesidad de transportación se conecte con una persona con disponibilidad (chofer). El chofer no trabaja para Uber, ni Uber ofrece el servicio, lo hace un individuo. Ese pequeño detalle ha permitido ambigüedades (loopholes) interesantísimos que han hecho factible el comienzo de economía del chivero. Note que es fácil para el gobierno regular a las compañías de taxis, pero ¿cómo el gobierno puede regular a un montón de individuos que hacen el trabajo como chivero y los clientes lo saben? Para colmo, si se le impone una multa a uno de los chiveros Uber se la paga. A largo plazo el gobierno no puede hacer nada contra esto. Este mismo argumento genial de Uber aplica a casi todo. Por ejemplo, según la ley usted no puede vender comida a menos que tenga los debidos permisos como un restaurante. ¿Pero qué pasa si usted no tiene un restaurante, sino que simplemente ofrece su comida por internet a través de una compañía que “no vende comida,” sino que conecta gente hambrienta con gente que echó una taza más de arroz a la comida que iba a preparar comoquiera? Conectar la oferta y la demanda por internet es la base de la economía del chivero y esta economía está acabando de nacer. ¿Y qué garantía tiene el consumidor de que el chivero es bueno y el chivero que el consumidor es bueno? La respuesta es que como el consumidor evalúa al chivero y el chivero al consumidor pues ambos tienen que portarse bien. Esa evaluación entre consumidor y chivero se convierte en el equivalente al “reporte de crédito” de ambos. O sea, yo soy chivero, pero sólo ofrezco servicio a personas con evaluaciones altas y viceversa. La economía del chivero debería estar en su apogeo para el 2020.

Economía del Compartir: Una vez establecida la economía del chivero tendremos que pensar si vamos a comprar los productos o simplemente alquilarlos cada vez que los necesitemos. La lógica dicta que si podemos alquilar lo que necesitamos con mucha facilidad, entonces no vale la pena comprarlo. La Economía del Compartir busca reducir el consumismo a través del compartir de los productos con otras personas. Se le conoce como consumismo colaborativo. En la visión de la economía del compartir no hace sentido que cada uno de nosotros tenga una caja de herramientas completamente equipada en nuestro hogar que utilizamos una vez al mes. Si tiene una caja de herramientas la debes ofrecer para compartirla con los demás y si la necesitas no la compres sino que la tomas prestada. Como consecuencia, las compañías manufactureras verán una reducción drástica en la demanda de sus productos. Esto tendrá un efecto devastador para las compañías de manufactura cuyo modelo económico actual (en la Economía del Consumismo) depende de que sigan vendiendo productos en el ciclo de compra-usa-bota.

Note que en la economía del chivero se establece la infraestructura para suplementar nuestros ingresos compartiendo productos y servicios. Reconoceremos que llegamos a la economía del compartir cuando dejemos de comprar productos porque preferimos tomarlos prestados. Proyecto que para el 2025 ya la economía será del compartir y los modelos económicos de las manufactureras se ven obligados a cambiar.

Economía Circular: Vislumbro que las compañías manufactureras tendrán una década pésima entre 2025-2035 ya que se toparán con dos retos grandes simultáneamente: (1) la cantidad de productos que se venden se reducirá por las economías del chivero y del compartir; y (2) habrá escasez de materia prima y exceso de basura. Esta combinación nos llevará a la Economía Circular. Basta con reconocer que los recursos naturales son limitados y que la población del mundo continuará creciendo para argumentar que la economía de consumismo no es sostenible a largo plazo. Simplemente no habrá materia prima para continuar con este modelo. La visión de una economía circular busca que la manufactura y el consumismo sean sustentables. Para esto se necesita rediseñar el sistema industrial completo a modo que sea inherentemente restaurativo y no tenga desperdicios. O sea, que toda basura que se genere se pueda convertir en insumo para otra cosa en el planeta. Economía circular requiere usar energía renovable, eliminar químicos tóxicos y cambiar los materiales utilizados a unos eco-amigables que sean de calidad superior para que puedan reusarse. Como expliqué en un post anterior, sostenibilidad sólo ocurrirá cuando sea forzada por los gobiernos. La motivación detrás de la economía circular es que no hay otro remedio que hacernos sustentables (si quiere entender el juego de palabras entre sustentable y sostenible lea este post). La economía circular es lo que los ingenieros industriales llamamos pensamiento de sistema (systems thinking) a nivel global. (Si usted es ININ espero que pause y lea nuevamente la oración anterior…)

En la economía circular los productos no serán de plástico ni metal, sino de materiales orgánicos que jueguen algún otro papel en el planeta al ser descartados (e.g., abono para plantas). Estos productos serán diseñados de manera modular para poder reemplazar componentes en vez de descartar el producto completo como hacemos ahora. Por tanto, los productos necesitarán ser manufacturados para durar mucho tiempo. Evidentemente, esto cambia completamente el modelo económico de consumismo donde la calidad del producto es baja para que necesite ser reemplazado y vender otro producto. El nuevo modelo de las empresas manufactureras será alquilar los productos a los consumidores en vez de venderlos. Esto será una forma de hacerle competencia a los chiveros. Note que si la compañía que manufactura lavadoras las alquila en vez de venderlas las manufacturarían de muy alta calidad para sacarle el máximo a la vida útil de esa lavadora. No se preocupe, si usted tiene suficiente dinero no tendrá que alquilar; pero en general, el modelo económico de las compañías cambiará a alquilar en vez de vender. La economía circular va de la mano con otras iniciativas como Ecología Industrial, “Cradle-to-Cradle” (busca extender la vida útil de bienes), y la economía del compartir. Pienso que para el 2040 ya la economía será circular para las masas (los ricos siempre tendrán recursos a su disposición.)

Economía Creativa: Proyecto que cuando la economía circular esté en su apogeo, la robótica y la automatización estarán en un punto donde los robots ya han comenzado a reemplazar a la mayoría de los seres humanos en sus trabajos. ¿Qué pasará cuando los robots y la automatización lleguen al nivel que puedan reemplazar a la gran mayoría de los empleados? Estoy hablando que los robots manufacturen, ensamblen y adiestren a otros robots. Como dice mi esposa en su curso de ergonomía; “El ser humano no se hizo para trabajar.” ¿Pero qué haremos los humanos para generar ingresos si los robots son los que trabajan? Lo que podemos hacer los humanos que no podrán hacer los robots es ser creativos. Por tanto, cuando lleguemos a ese nivel la economía cambiará y se convertirá en la Economía de la Creatividad. Los humanos volveremos a valorar al artista, escritor, filósofo y músico. Habrá mucho tiempo para la creatividad. Los gobiernos administrarán los productos y servicios automatizados y los ingresos que estos generen los utilizarán pagarnos por “ser creativos” (lo que signifique eso.) Aunque me parece a destiempo, ya hay personas abogando por que nos movamos a un ingreso básico universal (universal basic income,) que en pocas palabras es un sistema de mantengo por el gobierno. En la economía de la creatividad habrá personas que reclamen el derecho a ser vago y otros que querrán trabajar reclamando que ser vago es un derecho y no una obligación. Lo que describo se conoce como la Economía Post-Capitalista.

Veamos lo que hará la evolución de la economía en el contexto de transporte. Actualmente aspiramos tener nuestros propios autos para uso exclusivo. Pronto pasaremos a ofrecer el vehículo o la transportación como servicio por internet (economía del chivero). Eventualmente dejaremos de comprar los autos para utilizar los autos de los demás (economía del compartir). Luego alquilarás un servicio que te permita utilizar cualquier auto (economía circular). Finalmente, utilizaremos los autos autónomos como medio de transporte colectivo. Explico estos cambios como si ocurrieran de manera abrupta, pero todos sabemos que en la realidad ocurren gradualmente.

Siempre me ha fascinado pensar en el futuro aunque reconozco que al hacerlo se crean más preguntas que respuestas. Indiscutiblemente, las próximas décadas serán extremadamente emocionantes por los cambios que traerán. Algunos países se montarán en la ola y otros pelearán contra la corriente hasta que finalmente se vean obligados a ceder. Ojalá que este post le llegue a algún líder que desee adelantarse a los tiempos y facilitar la evolución de nuestra economía. Mirar hacia el futuro nos permite visualizar hacia dónde vamos; y como dijo el famoso escritor Inglés Lewis Carroll: “Si no sabes para dónde vas, cualquier camino te llevará.”

P.D. Si le gustó el post dele Like y compártalo en Facebook usando el botón de “Share this” que aparece abajo. También puede copiar la dirección del webpage (url) en su Facebook y compartirla con sus amigos. Para leer mis otros posts vaya aquí. Por último, lo invito a que le de follow al blog usando el botón de “Follow” (está debajo de los comentarios) para que le notifiquen por email cada vez que posteo alguna reflexión en el blog (aproximadamente cada dos meses).