Me levanto cada día de esta huelga con mucha frustración por no poder terminar el semestre. Tal vez sea egoísta, pero no controlo mi instinto de sobrevivencia al levantarme. Automáticamente pienso que si pudiéramos terminar el semestre no se pondrían en riesgo las ayudas federales ni las acreditaciones. Parece que mi Eros le madruga a mi Tánatos que se levanta recordándome que si terminamos el semestre sin presentar resistencia, sin duda nos destrozarán la Universidad y con ello el proyecto social más importante del país. Para lograr la paz interior he afirmado que estoy en contra de la huelga, pero a favor de la lucha. Mi lucha no es para detener la huelga, mi lucha es para defender la UPR que tanto bien le hace a nuestro país. ¿Es la huelga el problema o la consecuencia del problema? Este post, escrito desde los portones del RUM, explica por qué la huelga de la UPR es un dilema y presenta ideas concretas para atender el asunto de arriba para abajo y de abajo para arriba. Read the rest of this entry »

Advertisements